¿Qué es y para qué me sirve la Psicoterapia?

Hay muchas ideas al rededor de la terapia o psicoterapia, se piensa que es para enfermos mentales, que es únicamente cuando la situación es insoportable o ya de plano, cuando se toca fondo.

“No la necesito”, “prefiero desahogarme con mis amigas o un buen amigo”, “están más locos que uno y por eso se dedican a eso” “no tengo dinero” son algunos de los argumentos que suelen dar las personas cunado se les recomienda ir a terapia. Darse cuenta de que requieren apoyo ya es dar una paso para estar mejor.

BENEFICIOS de la terapia o psicoterapia:
Al enfrentar junto a un psicoterapeuta aquellos problemas que te causan dolor, incomodidad o malestar y poder hablar con libertad y confianza sobre ti mismos con alguien que no te juzga sobre tus sentimientos o experiencias, estás dejando expresar tus pensamientos y esto ya es beneficioso para encontrar bienestar. Liberas tu carga emocional y te sientes aliviado.

Los conflictos son naturales en la vida de las personas. Las sesiones de psicoterapia te enseñan nuevas formas de solucionar problemas apoyándote a percibir los conflictos de forma distinta, para que te afecten menos y seas capaz de darles la importancia que merecen, ponerlos a prueba y modificarlos para encontrar armonía en tu entorno, en tus relaciones y contigo.

¿CUÁNDO ir a terapia?
Cuando sentimos que la tristeza, la apatía y la falta de ilusión empieza a agobiarnos y limita la calidad de vida.

Cuando el entorno nos parece amenazante y sentimos que estamos solos en una situación que parece no tener salida.

Cuando sentimos que necesitamos apoyo para mejorar autoestima y no sabemos cómo.

Cuando sentimos que los nervios están fuera de nuestro control y tenemos reacciones exageradas e incontrolables.

Cuando debemos tomar decisiones trascendentales y queremos analizar bien la situación y las opciones.

Cuando se nos presentan situaciones problemáticas y tratamos de resolverlas con nuestra experiencia y recursos, pero nos damos cuenta que nos ha rebasado por completo, laboral, familiar, personal o con la pareja.

Cuando el problema se alarga por mucho tiempo.

Cuando sufrimos depresión o crisis de ansiedad que no nos deja salir a delante.

Cuando nos parece que no encontramos felicidad con nuestros propios recursos en la vida cotidiana.

Cuando no nos sentimos capaces de orientar y formar a nuestros hijos.

Cuando no tenemos un buen manejo emocional y buscamos salidas compulsivas como alcohol, drogas, comida, ira, celos y esto afecta a otras personal y a ti mismo.

En fin, cuando sientas la necesidad de caminar acompañado de alguien que puede ayudarte con buena escucha, empatía y libertad para recuperar tu bienestar y calidad de vida.

Creo que la mejor forma de explicar para que sirve la terapia, es contando mi propia historia…

Cuando yo tomé terapia por primera vez, no entendía que hacia ahí sentada, hablando de cosas tan superficiales con una persona que yo ni conocía, me sentía rara y un poco incomoda, sin embargo, seguí una y otra vez. Al paso de las sesiones los temas empezaron a ser más profundos, cada sesión descubría algo nuevo de mi: mi forma de reaccionar de ante alguien o algo, de como mi forma de sentir estaba nublada con mi forma de pensar, en fin, fuí quitando lentes que no eran míos y empecé poco a poco a verme con mis propios ojos, lo cual ha sido y es mi mayor recompensa.

Estar en la terapia, es escucharme en voz alta y no en el pensamiento, es poder tener enfrente una repetición instantánea de mi dialogo, es poder decirle a alguien mis pensamientos y mi sentir por mas locos o insignificantes que parezcan. Es tener un espacio de confianza donde puedo ser yo misma sin sentirme juzgada. Es estar acompañada en el llanto y tener un hombro incondicional, donde puedo esperar una palabra amorosa que me calmara o como tener un espejo que me llevará a un “darme cuenta” y estaré acompañada para descubrir como aceptarlo y modificarlo.

Al día de hoy puedo decir que el mejor aprendizaje de quien soy yo en realidad, lo he hecho al lado de mi terapeuta, no ha sido uno sino varios, y a cada uno le agradezco su espacio, confianza y empatía, sin ellos no podría haberlo hecho mejor. Llevo mas de 13 años acompañada de terapia individual o de grupo y sé que seguiré tomándola, me encanta!!
Marisol Santillán.

LES COMPARTO ALGUNOS TESTIMONIOS DE MIS PACIENTES:

Asistir a terapia semana a semana, es mi momento mas esperado, me ayuda a entender quien soy. Tengo mi momento de estar conmigo y puedo hablar y hablar siendo escuchada y entendida, no criticada. Me he dado cuenta de los miedos como a responsabilidad de ser madre o ser independiente, de lo que he aprendido de mis padres y elegir que me sigue ayudando y que me impide seguir con mi vida. De aquí tomo fuerza para seguir creciendo como persona y aunque me duela, hoy vivo más feliz que nunca!
gracias por estos momentos.
Martha

Venir a terapia me ha ayudado a aceptarme, me he dado cuenta que mi mayor juez era yo. Que puedo equivocarme, que puedo enojarme y no por eso soy mejor o peor persona, que sin importar mi talla o mi peso, puedo quererme al verme al espejo. Que merezco ser amada y respetada, primero al hacerlo yo y después los otros lo harán igual. Que seguía casada por miedo al divorcio pero vivía un maltrato muy disfrazado, aunque ha sido muy difícil hoy estamos intentando salvar la relación.
Anónimo

Pienso que todos los seres humanos debemos tener terapia, soy una privilegiada por tener de cuando en cuando este maravilloso espacio donde el aquí y el ahora son lo importante, revisarme, sentirme, escucharme……que experiencia! Atrévete a vivirla. Darme permiso de iniciar mi búsqueda con el taller vivencial, ha sido un gran paso, lo primero que encuentro es que no quiero en la vida y eso ha hecho la diferencia de mi nuevo camino, ahora vislumbro lo que si quiero, Marisol gracias.
Beatriz

APOYO DESPUÉS DEL TALLER

Si estas interesad@ en seguir trabajando en “Tu relación con la Comida” y descubrir si “Tu forma de comer se parece a Tu forma de vivir”
Puedes darle seguimiento en el grupo de apoyo para quienes ya tomaron el taller: Viernes de 11:00 a 13:00 horas o bien en terapia individual.
Si no haz tomado el taller y prefieres descubrirlo de forma más personal, podemos trabajarlo juntos en sesiones individuales.

Periódicamente tendré sesiones de grupo para quienes ya tomaron el taller, les llegará la invitación vía mail. Donde aclararemos dudas, revisaremos sus procesos, sugerencias de bibliografía y ejercicios vivenciales apoyados en la psicoterapia Gestalt, para seguir trabajando juntos.