¿Qué es la imagen corporal?

Enviar por Correo Imprimir Twitter Compartir en WhatsApp

¿Qué es la imagen corporal?

La imagen corporal está basada en los pensamientos y sentimientos que cada persona tiene sobre su propio cuerpo y cómo se percibe cuando se mira al espejo, es decir, cómo la persona cree que es, cómo se siente con su cuerpo y como se vive dentro de este.

Es normal tener pensamientos y sentimientos negativos sobre nosotros mismos de vez en cuando, sin embargo, si esto sucede la mayor parte del tiempo, es porque tenemos una imagen corporal negativa, que puede provocar angustia, vergüenza, ansiedad y una baja estima de nosotros mismos.

Es importante diferenciar la apariencia física de la imagen corporal, ya que personas con una apariencia física alejada de los cánones de belleza pueden sentirse bien con su imagen corporal, al igual que personas socialmente evaluadas como bellas pueden no sentirse así. La imagen corporal es un constructo subjetivo.

Construimos nuestra imagen con ayuda de nuestras figuras de apego y de nuestros cuidadores, quienes son las referencias de como habitar el mundo. La observación, los mensajes que nos mandan, los cuidados que nos brindan o la comunicación afectiva son algunos de los factores externos que influyen en nuestra imagen corporal. La cultura, la moda y los medios de comunicación también van a influir en esta construcción. Muchas de las creencias que tenemos sobre el aspecto que “deberían” tener las mujeres y los hombres, vienen de las modelos y celebridades que vemos en los medios de comunicación.

A parte de los diferentes agentes que se ven implicados en el desarrollo de la imagen corporal, existe otro factor que incide en ésta: el proceso natural de crecimiento y envejecimiento de las personas. Etapas vitales como la pubertad, la adolescencia o la menopausia pueden alterar la imagen corporal, ya que cuando nuestro cuerpo cambia experimentamos cambios en nuestras emociones y sentimientos también.

La imagen que tenemos de nuestro cuerpo es lo que nos hace sentirnos insatisfechos y mal con nosotros mismos, no el cuerpo en sí mismo.  Por mucho que manipulemos nuestro cuerpo, si no cambiamos nuestra forma de pensar y sentir sobre él, si no nos aceptamos, seguiremos sintiéndonos mal y con una imagen corporal negativa. El trabajo de los aspectos emocionales es imprescindible para lograr una imagen corporal adecuada.

No podemos cambiar nuestro cuerpo, pero podemos hacer varias cosas para mejorar cómo nos vemos. Es importante recordar que lo que realmente importa es cómo nos sentimos con nuestro propio cuerpo, no cómo es en realidad. Hablar con una persona de confianza, como un familiar o un amigo, sobre los sentimientos que tenemos hacia nuestro cuerpo puede ayudarnos a sentirnos mejor. Pero si esto no es suficiente para encontrar bienestar y satisfacción en la vida diaria, lo recomendable es acudir con un especialista e iniciar un proceso de psicoterapia.

Te invito a leer mi siguiente artículo, donde comparto 10 Tips que pueden ayudar reconciliarte con tu imagen corporal.

Si quieres leer mas sobre este tema aquí te dejo las fuentes que yo utilicé:

http://www.f-ima.org/es/factores-de-proteccion-para-la-prevencion/imagen-corporal

https://nbpsicologia.es/2017/07/22/que-es-la-imagen-corporal/

Psict. Marisol Santillán.